Discurso de la Embajadora en las Sesiones Informativas en los Distrititos Urbanos de Malabo Sobre la Trata de Personas, 9 de febrero, 2021

“La trata de personas existe en todo el mundo.  El éxito en la lucha contra la trata no es su eliminación completa, sino más bien las medidas para identificarla y enjuiciarla.

Agradezco a los miembros de la ONG Igualdad y Derechos Humanos de la Mujer en África (IDHMA) por su importante trabajo, abordando la falta de conocimiento sobre este tema, y al Ministerio del Interior y Corporaciones Locales y la empresa norteamericana Noble Energy/Chevron por su apoyo.  Felicito tambien al Gobierno de la República de Guinea Ecuatorial por su acción del año pasado para elevar su clasificación en el informe anual del Departamento de Estado sobre la trata de personas al Nivel 2 Bajo Observación.  Notamos que el gobierno de Guinea Ecuatorial está haciendo importantes esfuerzos en esta lucha, como la organización de capacitaciones, incluyendo algunos junto con el PNUD y la Embajada de los Estados Unidos, la financiación de la asociación IDHMA para brindar capacitación y sensibilización a la población y la asignación de fondos para su plan de acción nacional.  Parte de ese esfuerzo consistió en sensibilizar y comprender que la trata de personas incluye  pero no se limita a trabajo forzado, coerción, y falta de libertad personal.  No estamos hablando de personas encadenadas, sino de personas que no tienen acceso a sus documentos de viaje o que no reciben una compensación justa por su trabajo.

Sin embargo, los elementos claves para abordar la trata de personas son la prevención, la protección y el procesamiento.  Todavía hay mucho que hacer.  Por ejemplo, a pesar de estos logros, el gobierno nunca ha condenado a ningun traficante en virtud de su Ley Contra la Trata de Personas de 2004.  Los servicios para atención de víctimas del gobierno siguen siendo inadecuados.  Además, el conocimiento de los oficiales sobre la trata sigue siendo bajo.

Hace unos días en España, descubrieron una red de víctimas y traficantes de Guinea Ecuatorial.  Algunas víctimas son menores de edad.  Esto nos recuerda que este problema afecta a todos y ningún gobierno puede enfrentar y eliminar este crimen por si solo.  Necesita la ayuda de la prensa, las organizaciones multilaterales como Naciones Unidas e Interpol, y la sociedad civil, como todos ustedes.

Cada víctima rescatada es una más que puede vivir su vida en libertad y unirse a la lucha.  Estamos listos para acompañarlos en sus esfuerzos.